En breve, ante el Congreso de Cádiz: “El mejor momento de tomar medidas municipales es al inicio de los mandatos”

Eva Puche, psicóloga ambiental independiente, de Córdoba.

“Han desvirtuado el concepto de sostenibilidad”.

“Limitar el uso del vehículo privado es muy polémico por lo que es importante buscar aliados que nos ayuden a defenderlo”.

“Es necesario trabajar para que ir en coche no sea más rápido”.

¿Cómo definirías en una frase el estado de caminabilidad de nuestras ciudades?

Mi ciudad es Córdoba. Es una ciudad muy caminable, incluso tiene vuestro reconocimiento. No obstante es necesario seguir trabajando.

Pidiendo por favor a la gente que camine, ¿crees que caminará más?

No. Es necesario ofrecer alternativas y trabajar para que ir en coche no sea más rápido. Dada la dependencia del coche es necesario argumentar los beneficios económicos, psicosociales y sobre la salud que tiene ir caminando cuándo las distancias son pequeñas.

¿Qué te dice la palabra “sostenible”?

A estas alturas ya me dice poco. Es un concepto muy manido y desvirtuado. En principio se trata de una cualidad que acompaña a acciones, medidas, conductas o procesos de producción que tienen entre sus prioridades respetar, no dañar y cuidar no sólo nuestro entorno inmediato sino tb los recursos del planeta.
Quiero señalar aquí el desgaste que de este concepto han hecho la industria del automóvil, principalmente, identificando la movilidad eléctrica con movilidad sostenible.

¿Estamos enamorados de nuestros coches?

Si y mucho. Muy frecuentemente es casi una prolongación de nosotros mismos. Incluso cada marca y modelo se identifica con un tipo de usuario. Supone estatus ecónomico, pero ahora eso está cambiando. Con un movil potente encima de la mesa ya demuestras tu nivel socioeconómico.
Creo es el mayor poder del coche, más allá de su utilidad real. No es una máquina a nuestro servicio que usamos cuándo la necesitamos, como una aspiradora o una lavadora, es mucho más.

¿Crees que volveremos a ver niños y niñas jugando masivamente en las calles?

No lo creo pero la cosas puede mejorar muchisimo. Los hijos, queramos o no, son una carga. Tener «licencia moral» para darles autonomía ayudará a avanzar. También es necesario que las familias valoren los beneficios de esa autonomía en el desarrollo de un individuo. Somos animales sociales y la necesidades de relaciones sociales de calidad siempre estarán ahí, pero no es menos cierto que esas relaciones en muchos casos se han convertido en relaciones «on line», (juegos compartidos, compartir experiencias, ligues y conversaciones…) y han venido a sustituir muchos de estos encuentros que hasta hace poco o se daban en la calle o no se daban. Esta generación es una mesa de laboratorio, confío en que salgan fortalecidos de la invasión de las redes sociales y los juegos on line (o pantallas) y logremos un equilibrio. La tecnología ha llegado para quedarse. Es un trabajo de toda la sociedad.

Parece que debemos acabar con la invasión de coches en las ciudades ¿Sólo por una razón de lucha contra la contaminación?

Hay otros muchos motivos. Incluso, desde mi perspectiva profesional, son otros los motivos que deben aducirse para visibilizar esa invasión y la conveniencia de minimizarla. Hablamos de espacio público, de la disponibilidad de espacios de encuentro, de accesibilidad para niños/as , ancianos/as o personas con limitaciones fisicas motoras. Hablamos de reducir ruidos y peligros de accidentes. Pero más importante es la salud y el bienestar personal y comunitaria de nuestros vecinos. Moverte en coche en un núcleo urbano es fuente de estrés, frente a la posibilidad de autoproporcionarnos tiempos reforzantes y de calidad de forma cotidiana como es caminar, y como consecuencia, hacer ejercicio suave, ver la ciudad, conocer sus calles, sus gentes, consumir en tiendas de cercanía, etc.

Haz una llamada a la valentía de los alcaldes para reducir el tráfico a motor.

Dada mi larga experiencia de trabajo conjunto con responsables políticos siempre aconsejo que hay medidas que hay que tomar ya que son necesarias para la comunidad y que el mejor momento de tomarlas es al inicio de los mandatos, de modo que de tiempo a recoger los réditos. Limitar el uso del vehículo privado siempre es muy polémico por lo que también es importante buscar aliados civiles que nos ayuden a defender las decisiones tomadas. Ésto junto a un trabajo permanente de reeducación con campañas de concienciación y una comunicación trasparente y eficaz nos garantizan el éxito.

info@ciudadesquecaminan.org

La Red de Ciudades que Caminan es una asociación sin ánimo de lucro, abierta a ayuntamientos y otras administraciones públicas comprometidas con la caminabilidad. Nuestro objetivo principal es que los viandantes sean máximos protagonistas de la movilidad urbana y del espacio público.

Compartir este post en tus redes