En breve, ante el Congreso de Cádiz: “Intentan colarnos los coches eléctricos como movilidad sostenible, pero no lo es”

Sonia Jichi, presidenta de la Coordinadora Nacional de Asociaciones peatonales, “Andando”.

“Si creas infraestructura para el peatón, las calles se llenan de gente”.

“Los coches consumen gran cantidad de espacio público, que se roba al peatón”.

“El poder de la publicidad del sector del automóvil es enorme”.

¿Cómo definirías en una frase el estado de caminabilidad de nuestras ciudades?

Si medimos la caminabilidad de una ciudad por su capacidad de ofrecer espacios seguros, accesibles y saludables a todos los usuarios potenciales incluyendo a los bebés, niños, ancianos y personas con movilidad reducida, no nos queda más remedio que decir que las condiciones son bastante precarias y deficientes en la gran mayoría de las ciudades.

Pidiendo por favor a la gente que camine, ¿crees que caminará más?

Resulta mucho más útil crear lo que en movilidad se conoce como demanda inducida. De la misma manera que si tiras semillas en un parque, las palomas aparecen de la nada, cuando creas infraestructura para el peatón, las calles se llenan de gente. Hacer campañas puede ser útil pero solo cuando se ha hecho previamente la parte del “hardware”.

¿Qué te dice la palabra “sostenible”?

Sostenible significa respetuoso con el medio ambiente, la salud y las generaciones futuras. En movilidad, significa fomentar los desplazamientos a pié, combinados con la bicicleta y transporte público para cubrir las cortas, medias y largas distancias. Pero debemos insistir en que el mercado está intentando colar los VMP, los coches eléctricos y los compartidos como movilidad sostenible pero no lo es y por lo tanto los recursos públicos deberían replantearse sus prioridades.

¿Estamos enamorados de nuestros coches?

El poder de la publicidad del sector del automóvil es enorme porque ha conseguido vincular en nuestros cerebros el concepto “coche” con “libertad”, “estatus social”, “seguridad” y “felicidad”. Por otro lado, muchas áreas y actividades económicas son dependientes del sector del automóvil, con lo cual existe un vínculo emocional pero también económico.

¿Crees que volveremos a ver niños y niñas jugando masivamente en las calles?

Es uno de nuestros retos. Llevamos varias décadas viendo como el juego en la calle está siendo peligrosamente remplazado por los videojuegos, chiquiparks, actividades extraescolares, y ocio nocturno. Como dice Tonucci, el juego en la calle no se debe reclamar únicamente por el bien de los niños, sino por el conjunto de la sociedad. El desarrollo de su autonomía, creatividad, empatía y capacidad de relacionarse con el mundo adulto de la infancia es imprescindible para integrar a los más pequeños en una ciudad que hemos construido sin contar con ellos y de la que están siendo excluidos.

Parece que debemos acabar con la invasión de coches en las ciudades ¿Sólo por una razón de lucha contra la contaminación?

Existen muchas otras externalidades del coche que deterioran la calidad de vida. Por ejemplo, el modo de vida sedentario favorece la obesidad, las calles hostiles y peligrosas expulsan a los ancianos de la calle, les desconecta del vecindario y acentúa el problema de soledad de los ancianos. Además, consumen una gran cantidad de espacio público, que se le roba al peatón complicando y a veces imposibilitando su desplazamiento a pie.

Haz una llamada a la valentía de los alcaldes para reducir el tráfico a motor.

Pedimos sencillamente que velen por los derechos e intereses de la infancia, de las personas mayores o con movilidad reducida, los “sin voz” de la sociedad. Para ello, basta con cumplir la legislación de accesibilidad y defender el interés superior del niño (reconocido en la Convención de los Derechos del Niño). Los derechos de todos van por delante de los intereses particulares y de las libertades individuales.

info@ciudadesquecaminan.org

La Red de Ciudades que Caminan es una asociación sin ánimo de lucro, abierta a ayuntamientos y otras administraciones públicas comprometidas con la caminabilidad. Nuestro objetivo principal es que los viandantes sean máximos protagonistas de la movilidad urbana y del espacio público.

Compartir este post en tus redes