La Ley de Movilidad Sostenible debe reducir el número de coches en las ciudades

por | 14 Sep 2020 | Noticias

Reunión con el MITMA de cara a la futura Ley de Movilidad Sostenible


La futura Ley de Movilidad Sostenible (LMS) debe establecer cuál es el tráfico necesario en las ciudades, para restringir el uso del coche y promover una movilidad más saludable. Es una de las ideas básicas que el presidente de la Red de Ciudades que Caminan, Miguel Anxo Fernández Lores, transmitió hoy a la Secretaria general de Transportes del Ministerio de Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), María José Rayo.

La reunión tenía como objeto intercambiar opiniones en torno a la LMS, que se encuentra en período de consulta pública. En la reunión participaron también la directora técnica de la Red, Ana Montalbán, así como la presidenta de la Federación de Peatones Andando, Sonia Jichi, y el geógrafo Alfonso Sanz, que también forma parte de esa entidad. Al final de esta información podéis consultar la nota que Andando hizo pública tras la reunión.

Profundizar en la esencia de la movilidad

Rayo reconoció que al fin el viejo Ministerio de Fomento tiene la posibilidad de profundizar en la esencia de la movilidad y no sólo en la infraestructura, y sobre todo en la movilidad urbana, como muestra su propia denominación.

Quieren movilidad saludable, pero buscan «consenso»

En este sentido, destacó que desean tener un papel activo en el impulso de la movilidad saludable, y en especial de los procesos de peatonalización de las ciudades. No obstante, advirtió que desde el ministerio tratarán de buscar el máximo consenso de cara a la elaboración de la futura LMS, al objeto de hacerla realidad.

A la vanguardia de Europa

Lores dijo que estamos ante la oportunidad de construir una ley a la vanguardia de Europa, para lo cual tendría que determinar la restricción de los coches en los ámbitos urbanos. En este sentido, reclamó que la Ley debería dejar claro que tráficos motorizados son los necesarios para que la ciudad funcione, y cuales no.

Priorizar la proximidad

Además, el presidente de la RCqC consideró necesaria la dotación de fondos para promover la movilidad saludable: “Hasta ahora, el Estado ha invertido mucho en infraestructura de carreteras y ferrocarril, pero muy poco en adecuar el espacio público para favorecer el caminar”. “Se debe legislar —dijo Lores— para favorecer ciudades densas, compactas y multiservicios, en las que la proximidad sea una prioridad”. Con respecto al tamaño de las ciudades, las grandes deben hacer una apuesta decidida por el transporte público, pero también por la intermodalidad de base peatonal.

Las ciudades no son para correr

Además propuso de la LMS recoja el concepto Ciudad 30, “porque las ciudades no son para correr” y manifestó que es una reivindicación que se lleva planteando ante la DGT desde hace años. También hicieron relación a los entornos rurales que no pueden tener transporte público convencional, pero han de ser atendidos con fórmulas de baja ocupación.

Como la Ley Antitabaco

Los representantes de la Red establecieron un paralelismo entre la Ley Antitabaco y la futura LMS, tanto en el sentido de legislar en favor de la salud de las personas, como en el previsible rechazo que al principio puede suponer un cambio cultural tan importante, pero que rápidamente es asumido por la ciudadanía y nadie quiere volver a la situación anterior.

Efectivamente, el peatón es la base de la movilidad sostenible

La Red de Ciudades considera necesario además que se incluya un objetivo dedicado exclusivamente a la movilidad activa o saludable para que este no quede diluida en el concepto “movilidad sostenible”, que algunos sectores tratan de equiparar con la promoción del coche eléctrico. Resulta fundamental que la Ley ponga las bases necesarias para que se haga efectivo en la práctica lo que se asume en la teroría: los peatones son la base de la movilidad sostenible.

Coordinación entre ministerios y CCAA

También es imprescindible la coordinación con otros ministerios u organismos públicos. En concreto, con el de Transición Energética para regular las Zonas de Bajas Emisiones, para cuya ordenación proponemos que se realice en base a la restricción de vehículos y no del tipo de combustible o la edad de los mismos. Así mismo, con la DGT es necesario coordinar los asuntos relacionados con la velocidad y la violencia vial y con las administraciones autonómicas, los relacionados con la competencia urbanística: estándares de densidad y aparcamiento en la vía pública, factores determinantes para reducir los viajes motorizados.

Invertir el espacio disponible

Según propone la Red, la LMS debería fijar un escenario a medio plazo en el que se fije como objetivo la reversión actual del reparto del espacio público: pasar del 70 / 30% de espacio coches / peatones a un 50 / 50% a medio plazo, para lograr con el tiempo un objetivo de inverisón total: 30% para coches / 70% para peatones. También se reclama como prioritario un plan de entornos escolares seguros y saludables que tenga como objetivo reducir tráfico en torno a los centros escolares, con tráfico mínimo y velocidad máxima a 10 km/h.

Una gobernanza más «peatonal»

En cuanto a la gobernanza, se considera que la representación de los peatones en las mesas de participación que acompañen a la redacción de la Ley debe ser equilibrada y ajustada al volumen de población que representa cada colectivo.

 

Nota de la Federación de Peatones Andando

En la actualidad el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana está redactando la futura Ley de Movilidad Sostenible sin casi tener en cuenta la tipología de movilidad que menos emisiones emite, la más utilizada en urbe y que representa el 50% del total de los recorridos diarios: ir a pie.

Sin embargo, en las mesas de negociación siempre cuentan con la industria del motor, siendo la que más contamina de todos los tipos de movilidad, y que tiene lugar desde el momento de la fabricación hasta el desguace, incluyendo los motores eléctricos con sus baterías de litio, imposibles de reciclar.

Tras una carta dirigida por Andando y La Red de Ciudades que caminan al Ministro José Luis Ábalos, hoy, 14 de septiembre de 2020 ha tenido lugar una reunión con la Secretaría General de Transportes y Movilidad Dª. María José Rayo y las dos entidades peatonales.  Como no se trataba de una reunión de trabajo, sino de un encuentro para trasladar nuestra preocupación, hemos aprovechado la ocasión para recordar que el deber de la Administración pública es velar por los intereses de todos los ciudadanos.

En la reunión hemos expuesto que los peatones nos sentimos completamente abandonados; no estamos entre los actores consultados para la elaboración de esta ley,  y la mención que se hace de nosotros en el borrador ocupa un lugar testimonial, por no decir nulo, mientras que la pirámide de movilidad sostenible implica que la movilidad principal es la peatonal.
Hemos señalado que el borrador del anteproyecto de Ley está enfocado básicamente en el Transporte, obviando la movilidad activa en general y al peatón en particular.

Se plantean subvenciones, financiación e inversiones para promover transporte y vehículos de bajas emisiones,  energías renovables y digitalización y automatización del transporte.

Sin embargo, no parece haber ningún gasto previsto en movilidad peatonal,  la más económica y de emisiones 0, tan solo se habla de “concienciación y formación” como si todo dependiera de la voluntad individual y un poco de participación ciudadana.

También aprovechamos la oportunidad para recalcar que los proyectos de financiación, subvenciones y ayudas van más dirigidos al sector del automóvil que al peatón.

Esta discriminación continuada a favor del tráfico motorizado con respecto al peatón conlleva un resultado paradójico: La calzada es más accesible que las aceras, los motorizados gozan de mayor comodidad a la hora de moverse que las personas, dando pie a una vulneración de uno de los principios básicos de nuestra Constitución, que hemos citado en la reunión: En el artículo 14 encontramos su formulación “ Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.” Y que se desarrolla en la legislación de Accesibilidad Universal.

Además hemos recordado que las Administraciones públicas han de velar por el interés general (según el artículo 13.1 de la Constitución) y por el bienestar de las personas y señalado su deber de coordinar políticas. Justamente, eso es lo que Andando reclama al Ministerio, que vele por los derechos de todos los ciudadanos y no por intereses de un lobby económico, y que además coordine políticas a favor del peatón junto con las otras administraciones territoriales.

Mientras que los peatones somos el 100% de las personas, las inversiones del ministerio se dirigen principalmente a infraestructuras para el automóvil, que a día de hoy no es una persona jurídica con derechos, vulnerando así el deber de velar por el interés general.

Es por ello que los peatones exigimos al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que cumplan con la Constitución, y con la legislación en materia de accesibilidad, para que se nos garantice nuestro derecho a disfrutar de la ciudad en condiciones seguras y saludables.

Necesitamos que se devuelva el espacio público a las personas, que a día de hoy se le dedica sólo entre un 20 y 30% de las urbes.

La Secretaria se comprometió a valorar las aportaciones que Andando y su equipo elaboren para dar más voz a los peatones en la futura Ley.

OTRAS NOTICIAS
Share This
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad