Pontevedra, una provincia asomada al Ágora de su diputación

Información, Noticias

>> EL VIII CONGRESO

Uxío Benítez expuso ante el VIII Congreso de la Red el abanico de acciones en favor del espacio público que ofrece su entidad


Una palabra de origen griego define la estrategia de la Diputación de Pontevedra en relación al espacio público: Ágora. Así se llaman desde la red de municipios que creó para fomentar su recuperación hasta la facultad que promueve la formación de personal técnico y político, pasando por líneas de subvenciones y hasta un concurso fotográfico.

Lo expuso pormenorizadamente en el VIII Congreso de la Red el diputado de Espacio Público y Movilidad Sostenible de la entidad, Uxío Benítez, que intervino en la segunda mesa temática, dedicada a la seguridad vial con enfoque peatonal. Un cometido nada sencillo en un entorno poblacional tan disperso y con miles de quilómetros de carreteras dependientes tanto de las administraciones locales y provinciales como de las autonómicas y estatales. Un contexto muy proclive a la dependencia del automóvil.

“La acción y la determinación —explicó Benítez— son dos de las premisas básicas que deben tener los gobiernos locales a la hora de realizar transformaciones urbanas con las personas como centro. Destacó que está muy bien compartir en la teoría los principios de la movilidad sostenible y la apuesta por los colectivos más vulnerables, pero subrayó que «con las ideas en los papeles» no se construyen ciudades amables que mejoren la calidad de vida de la ciudadanía.

«Hay que ejecutar, hay que pasar a la acción», insistió, al tiempo que asumió que puede haber una cierta contestación inicial, pero garantizando que todos los ejemplos de recuperaciones de espacio para las personas acaban recibiendo un gran aplauso colectivo por parte de los sectores que al principio eran reticentes.

En cuanto al papel de los gobiernos provinciales, el diputado de Movilidad reconoció que hasta ahora las diputaciones, de manera genérica, no se habían involucrado en temas de diseño urbano, pero subrayó que tienen mucha capacidad de ánimo. Como única diputación presente en el encuentro de la Red de Ciudades que Caminan, indicó que los gobiernos provinciales pueden y deben servir de «motor» para acompañar a los gobiernos locales interesados en las transformaciones urbanas, tal y como está haciendo la institución pontevedresa desde el departamento de Movilidad.

Dos millones y medio de subvenciones

Recordó que la Diputación puso en marcha una convocatoria de subvenciones de 2,4 millones de euros para realizar obras y proyectos que permitan ganar espacio al tráfico motorizado, que tiene en marcha a Facultad Ágora de formación a representantes técnicos y políticos, y que existe un asesoramiento continuo por parte del equipo provincial a todos los ayuntamientos que quieren abordar actuaciones.

La acción de la Deputación se centra sobre todo en los pequeños municipios de la provincia, entre los que se plantea difundir un modelo urbano a partir de los principios de la seguridad y el respeto a la persona como entidad fundamental del espacio, fomentando las movilidades alternativas.

Ágora exhibe unos principios de acción bastante coincidentes con los de la Red de Ciudades que Caminan, centrados en el derecho al espacio público, a la prioridad de las personas en él, la movilidad inclusiva, la autonomía infantil, el fomento de las movilidades alternativas, de los espacios seguros, del hábitat saludable, conseguir espacios amables y de calidad, actividad económica de proximidad y hacer valer los principios de la movilidad sostenible.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Share This