Propuestas para configurar las futuras ZBE

por | 18 Nov 2021 | Información, Noticias

La Red de Ciudades que Caminan hizo diversas alegaciones a las instrucciones que prepara Transición Ecológica sobre las Zonas de Bajas Emisiones


Las futuras Zonas de Bajas Emisiones están en gestación. El Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico se encuentra realizando unas instrucciones que hará públicas próximamente para configurar las fórmulas que pueden utilizar las ciudades para conformar sus propias ZBE.

La Red de Ciudades que Caminan y muchas otras entidades han presentado diversas alegaciones y observaciones sobre un borrador del documento que ha circulado previamente, a partir del cual están trabajando en la actualidad.

El concepto ZBE es insuficiente tal como está planteado en con el artículo 14.3 de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética ya que la restricción del tráfico en una ZBE queda definida según el tipo de motor de los vehículos que pueden acceder a ella, lo cual supone una reducción contraproducente de la complejidad de la movilidad y del espacio público y una oportunidad perdida en cuanto a los beneficios, según se recoge en la introducción al documento de alegaciones.

Desde la Red de Ciudades que Caminan se considera que esta regulación podría abarcar aspectos paralelos a los de la reducción de gases, como estos que relaciona:

  • Mejorar la calidad del espacio público: recuperación para las personas, que no implica solo mejores condiciones para caminar, sino también espacio para el reverdecimiento de las calles y para otros usos diferentes a la circulación, tales como la estancia, el juego, el deporte, el ocio, la cultura, el arte y el comercio, todos ellos directamente relacionados con la mejora de la calidad de vida y la cohesión social.
  • Aumentar los desplazamientos activos, luchando así de forma efectiva contra la epidemia que constituye la obesidad y todas sus enfermedades asociadas.
  • Mejorar la seguridad vial, reduciendo el riesgo de atropello en vías urbanas, cuya tendencia ascendente se viene constatando desde hace ya algunos años.

La Red reconoce tres aspectos positivos: que se propone caminar hacia formas de trasladarse más activas y alternativas, que se incluye expresamente la necesidad de incrementar los desplazamientos a pie y que se toman como guía los valores de la OMS sobre limitación de contaminantes.

Resulta insuficiente que se trate de unas instrucciones y no de un Real Decreto defina correctamente las ZBE a nivel estatal, que las medidas de promoción de la movilidad activa sean simples recomendaciones. Además, desaprovecha la ocasión de implementar medidas como podrían ser la ampliación del espacio público a un 75% para las personas en 10 años a través de vías peatonales o compartidas de prioridad peatonal en las que sólo circule el tráfico necesario.

Otras medidas que podría contener sería la velocidad máxima dentro de la ZBE, que debería establecerse en 10 km/h, e ir acompañadas de medidas efectivas de calmado del tráfico. Así mismo la creación de entornos escolares seguros y de planes específicos para la distribución de mercancías dentro de las ZBE.

Se consideran negativos medidas que refleja el documento relacionadas con la señalización, que se limitan al criterio del tipo de coche que puede circular por la ZBE, que contribuirán a crear un concepto simbólico de que las ZBE sean «zonas sin coches contaminantes», obviando que deberían ser «zonas sin coches o con los coches necesarios».

También negativa es la visión del aparcamiento, ya que hacen relación al aparcamiento regulado, ya que favorece el tráfico de agitación y el uso absurdo del coche. En general, debería de recomendarse una reducción paulatina del aparcamiento en la ciudad. Además, las instrucciones no deberían contemplar ninguna referencia a la promoción del uso del coche privado, y en cuanto a los puntos de recarga para coches eléctricos, deberían aclarar que no se trata de una competencia municipal, además de que no debe utilizarse el espacio público para instalar electrolineras. Así mismo se considera negativo el excesivo peso de ciertas cuestiones tecnológicas que en muchos casos nada tienen que ver con la misión de descarbonizar las ciudades y conseguir un espacio público sano, seguro, saludable y sostenible.

En el enlace que figura a continuación pueden consultar el documento íntegro de las alegaciones.

ALEGACIONES PRESENTADAS A LAS INSTRUCCIONES

OTRAS NOTICIAS
Share This
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad