Cádiz, más caminable, más amable

por | 8 Jul 2019 | Noticias

Cádiz, premio Ciudades que Caminan 2018 en la categoría de grandes ciudades, acogerá el 18 de septiembre por la tarde, en el marco de la Semana Europea de la Movilidad 2019, un taller sobre caminos escolares que pretende ser la primera piedra de un trabajo de largo recorrido con sus colegios públicos.

El taller tendrá dos líneas paralelas, una dirigida a adultos, especialmente técnicos municipales, miembros de la comunidad educativa de la ciudad de Cádiz y otros miembros del tejido asociativo implicado en la transformación urbana de los entornos escolares; otra dirigida a niños y niñas. Adultos y peques pondrán en común sus reflexiones al final del taller.

La actividad estará dirigida por nuestra arquitecta colaboradora Rocío Plasencia, residente en Cádiz. En la organización del taller participan Ayuntamiento de Cádiz, Red de Ciudades que Caminan, Federación Local de Asociaciones de Padres y Madres (FLAMPA Gades) y Coordinadora de Escuelas Públicas de Cádiz. Este trabajo colaborativo se mantendrá durante el curso 2019 / 2020 para desarrollar un proyecto de caminos escolares seguros en dos colegios públicos de la capital gaditana, que pretende hacerse extensivo a medio plazo al resto de colegios de la ciudad.

Tras la reunión tuvimos oportunidad de pasear por Cádiz y comprobar de primera mano el resultado de algunas de sus transformaciones urbanas dirigidas a ganar espacio de calidad para los peatones, entre ellas la remodelación de la Plaza Argüelles, antesala de la Plaza de España, y la regeneración del Paseo Marítimo, entre el Hotel Playa y Cortadura.

En ambos espacios se ha eliminado prácticamente por completo el paso a los vehículos, permitiendo únicamente el tránsito de bicicletas y taxis y lo que desde la Delegación de Movilidad denominan «tráfico de necesidad», es decir, residentes, carga y descarga, bomberos, policía y ambulancias. Estas limitaciones han supuesto también la eliminación de las plazas de aparcamiento en los tramos reformados, lo que ha incidido en el aumento de la ocupación de los aparcamientos subterráneos más próximos, hasta ahora con uso muy por debajo de su capacidad.

Asimismo se han acometido sendas reformas espaciales que evidencian el nuevo carácter peatonal de estos espacios públicos y que transmiten claramente a los conductores eventuales la siguiente información: «usted se está adentrando en un espacio en el que es un invitado». Destaca en estas operaciones la eliminación de barreras arquitectónicas ejecutando una plataforma única, y en el caso de Argüelles la incorporación de mobiliario urbano para la estancia, no solo en forma de bancos, sino también con mesas que permiten un uso más rico y diverso del espacio público.

La operación del Paseo Marítimo es especialmente destacable por cuanto ha supuesto la transformación de una carretera urbana en un verdadero paseo peatonal junto al mar, recuperando así para las personas un valioso y singular espacio público. Su interés aumenta si se tiene en cuenta su posible extrapolación a tantas otras urbes costeras que mantienen calles asimilables a carreteras a modo de barreras entre el mar y la ciudad.

OTRAS NOTICIAS
Share This