El derecho a aparcar en la calle, la velocidad 30 y la inclusión social, temas de intercambio de experiencias en el Congreso de las Ciudades que Caminan

por | 13 Feb 2020 | Noticias

Tres mesas redondas sucesivas ocuparán buena parte de la mañana del viernes, 6 de marzo.

Uno de los momentos más significativos del VII Congreso Ciudades que Caminan consistirá en un intercambio de experiencias positivas que tendrá lugar desde las 11:30 h del viernes, 6 de marzo, hasta el final de la mañana. Tendrá lugar, como el resto del evento, en el Palacio de Congresos de Cádiz.

Se trata de tres mesas sucesivas en las que distintas ciudades de la Red intercambian experiencias, agrupadas en tres temáticas concretas: ciudad 30, ciudad inclusiva y aparcamiento, asuntos todos ellos cruciales en los procesos de transformación de las ciudades en espacios más amables para las personas.

En relación a la Ciudad 30 participarán responsables de dos urbes de diferente tamaño: Valencia (800.000 habitantes) y Carballo (31.000) expondrán sus experiencias en la limitación de la velocidad de los coches, en el proceso de calmado del tráfico a motor y el uso de modos no motorizados de desplazamiento, como caminar y la bici.

La ciudad de Valencia participará también en la mesa sobre inclusión social, exponiendo su trabajo en entornos escolares, fundamental para garantizar el derecho a la ciudad de la infancia, uno de los grupos de población en riesgo de exclusión del espacio público. También participarán en este apartado la ciudad de Pontevedra (85.000 habitantes), que expondrá sus avances en términos de accesibilidad y carácter inclusivo del espacio público, y la ciudad de Mairena del Aljarafe (46.000 habitantes), pionera en la implantación del proyecto Teavial, destinado a mejorar la autonomía y la seguridad vial de las personas con TEA (Trastorno del Espectro de Autismo). Como entidad amiga participará también en esta mesa la Red de Ciudades por la Bicicleta.

Por último, Pontevedra y Cádiz (120.000 h) serán las ciudades que expongan sus experiencias en materia de aparcamiento, con sus respectivos sistemas, que parten de que el derecho a aparcar en el espacio público no es universal, sino que debe condicionarse a las características del espacio y al uso de la ciudad para otras actividades. El de la capital andaluza, de reciente implantación, usa diferentes sistemas de limitación según las zonas de la ciudad en función de su demanda o destinados a residentes. El de Pontevedra, en cambio, consiste en definir diversas zonas de servicios (15 minutos gratis, con control telemático de la Policía Local), en las calles céntricas en las que se permite la circulación, además de cerca de colegios y centros de salud.

Estas tres mesas redondas suelen convertirse en foros temáticos de gran interés para los participantes, pues normalmente se establecen debates muy activos y dinámicos entre los asistentes al congreso, muchos de ellos, técnicos municipales relacionados con la movilidad, el medio ambiente y el urbanismo o responsables políticos de estas áreas.

OTRAS NOTICIAS
Share This