María José Roca: «Invertir la pirámide de la movilidad, un reto descomunal»

por | Sep 20, 2021 | Blog, Protas

ENTREVISTAS ANTE EL CONGRESO DE CARBALLO

La Concejala de Movilidad Sostenible de La Laguna cree que debemos volver a colocar al peatón como la unidad de medida sobre la que se diseña la ciudad


«Las ciudades deben pasar de ser lugares de tránsito y residencia, a espacios amables y seguros que invitan a la relación y el encuentro». Así opina en esta entrevista la concejala de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de La Laguna, María José Roca. Es el primer municipio canario en sumarse a la Red y su acción en pro de la caminabilidad en esta histórica ciudad es bastante patente.

¿Cómo ves tu ciudad dentro de 10 años?

San Cristóbal de La Laguna debe aspirar a convertirse en una ciudad segura, amable y accesible. Eso implica recuperar el espacio público, disminuir la movilidad privada, reforzar el transporte público asegurando la conexión de todos los barrios del municipio y generar infraestructuras para el desarrollo de modos de transporte sostenible como la bicicleta. Todo ello con una visión transversal garantizando la plena accesibilidad y el derecho a moverse.

¿Qué es lo que más te motiva para acometer las transformaciones urbanas en las que estás participando?

Pues principalmente la mejora en la vida de la ciudadanía del municipio, cuidando su salud, evitando la contaminación y fomentando modos de movilidad activa y saludable. Convirtiendo el municipio en un espacio seguro para socializar y participar activamente en la vida pública, todo ello garantizando la movilidad eficiente de los ciudadanos para que cubrir sus necesidades económicas y sociales.

¿Qué puedes considerar más difícil de todo lo que hacéis desde tu ayuntamiento en materia de movilidad y espacio público?

No es una dificultad en sí, sino es un reto entender que la Movilidad Sostenible es un tema transversal y exige la colaboración de áreas diversas del Ayuntamiento. Supone otro reto llegar a la ciudadanía y ofrecer un mensaje que motive y facilite la colaboración de todos para cambiar el modelo de movilidad. Invertir la pirámide de la movilidad es un reto descomunal que nos atañe a todos y todas.

¿Crees que conseguiremos reducir el número de coches en las ciudades?

Podemos creerlo o no, pero no tenemos otra alternativa. El reciente inventario municipal de emisiones de dióxido de carbono reveló que el transporte privado y comercial era el sector que mayor contaminación generaba. El Cambio Climático es una realidad y esta situación es insostenible a largo plazo. Requiere cambiar la forma en la que pensamos y nos relacionamos con nuestras ciudades, y en ese nuevo escenario es una necesidad la reducción de coches, pero siempre conscientes que la movilidad es un derecho.

Caminar más es una prescripción de salud pública. ¿Crees que el diseño de la ciudad y la movilidad ayudarán a cumplirla?

Sin la intervención en “como es nuestra ciudad y como queremos que sea” sería tarea imposible. Desde las administraciones públicas no podemos fomentar y recomendar a la ciudadanía que camine si se enfrentan con un espacio público hostil que hace que moverse por él sea inseguro, complicado y no atractivo. Nuestro entorno de socialización y desarrollo de la vida son las calles, plazas, parques o avenidas de nuestros barrios, por lo que debemos volver a colocar al peatón como la unidad de medida sobre el que se diseña la ciudad y la movilidad para generar una ciudad plural, abierta y saludable.

¿Os resulta positivo formar parte de la Red de Ciudades que Caminan?

Por supuesto. La Red ofrece valiosos recursos técnicos para el municipio, pero además genera un lugar de encuentro donde poder contrastar y compartir experiencias con otras ciudades que nos permiten enriquecernos y mejorar el proceso de toma de decisiones.

¿Qué te sugiere el lema de nuestro congreso, “Andando se entiende la gente”?

Es una llamada a resignificar la ciudad como un espacio de encuentro y socialización. Las ciudades deben pasar de ser lugares de tránsito y residencia, a espacios amables y seguros que invitan a la relación y el encuentro. Caminar permite reforzar las relaciones con los vecinos, la economía local y el propio espacio, y nos invita a cuidarnos y entendernos.

SUSCRÍBETE

TE PUEDE INTERESAR

Share This
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad