Tertulia sobre peatones que acabó siendo sobre ciudades

por | Abr 4, 2021 | Répor, Sin categoría

Orestes Serrano, Salvador Rueda y Ana Montalbán, invitados por Carles Mesa a No es un día cualquiera, de RNE


Amable e interesante tertulia en la Radio Pública. Qué es eso de los peatones… de los vulnerables o de los ultravulnerables, como se llegó a decir. Las ciudades están cambiando. El clima aprieta, nos hemos visto en el espejo con menos coches, menos humos, menos ruidos. Las ciudades quizá debieran protegernos más. La velocidad. Para qué sirven las calles… ¿para aparcar? ¿Y las aceras? ¿Cumplen su papel, son el lugar ideal del peatón? La ciudad tetris, superdividida, cada uno en su segmento…

Fue en “No es un día cualquiera”, uno de los grandes magazines del fin de semana, en Radio Nacional, con Carles Mesa. Una hora de radio de calidad con el portavoz de Fesvial y colaborador de la emisora, Orestes Serrano; el maestro Salvador Rueda, de la Fundación Ecología urbana y territorial, y la directora técnica de Ciudades que Caminan, Ana Montalbán.

Se trataba de hablar de tráfico peatonal, pero se acabó hablando de cómo deben ser las ciudades del futuro, porque la movilidad es un todo que obedece a un esquema estructural. Las ideas de partida eran bastante tópicas, muy en la línea de la vieja movilidad: los peatones en las aceras, que deben estar libres de bicis, patinetes y por supuesto coches. 

Pero pronto se vió que eso era sólo el punto de partida. Claro que las aceras han de ser peatonales. Faltaría más. Pero… y si nos planteamos si serán necesarias tantas calles con aceras? La caminabilidad no responde únicamente a que los peatones se trasladen por las aceras. Consiste en que el ecosistema urbano admita únicamente el tráfico necesario para que la ciudad funcione.

Hemos resumido el contenido del debate en 13 preguntas y respuestas, pero también puedes escucharlo en vivo aquí.

¿Qué os mueve como asociación? Recuperar la ciudad para las personas, difundir la idea de que caminar resuelve gran parte de los problemas de movilidad que tienen las ciudades, dijo Montalbán.

¿Son los peatones usuarios vulnerables, con ciclistas y motoristas? Son ultravulnerables, los grandes perjudicados del tráfico, gracias a una normativa que siempre va muy retrasada con respecto a la realidad, según Orestes Serrano. El hecho de llamarles vulnerables ya revela un concepto: se habla que son vulnerables en unas ciudades diseñadas pensando en los coches, apuntó Rueda.

¿Peatones, ciudadanía? El concepto de peatón debe ser superado. Somos ciudadanos o ciudadanas, personas que al caminar aportan un valor añadido al espacio público, que debería permitirnos hacer cosas como saludar a la vecindad, fijarnos más en las personas, charlar… hacer más cosas para que las personas estén, no sólo se trasladen.

¿Supermanzanas? Es la apuesta de Salvador Rueda: invertir el porcentaje del espacio dedicado a los coches y a la vida urbana. Ahora está al 70-30 en favor del coche; es necesario revertirlo a favor del peatón, y eso, afectando únicamente al 15% del tráfico urbano.

¿Cómo repartimos el espacio? La ciudad es un tetris donde deben encajar todas las piezas de la movilidad: coches, bicis, patinetes, peatones, apuntó Serrano. Un concepto que no acababa de convencer a Rueda, que considera que ser peatón no es únicamente un modo de transporte, sino una forma de vivir la ciudad, que tiene que tener de todo ser variada, servir para socializar, para jugar… no puede ser sólo un espacio para trasladarse.

¿Existen soluciones? Claro que existen, y están contrastadas. Sólo hay que aplicarlas con valentía y decisión, dijo Montalbán. La política debe hacer su trabajo en favor de la ciudad, no en favor del coche, apuntó Rueda.

¿Tan malo es el coche? No, en absoluto estamos demonizando al coche, no estamos contra el coche, estamos contra su mal uso, apuntó Salvador Rueda. El coche es muy necesario para muchas cosas, pero en la ciudad ha de limitarse sí o sí, debido a la emergencia climática y a que nos merecemos ciudades mejores. Ana Montalbán se mostró muy de acuerdo y habló del tráfico necesario para demostrar que el coche tiene un lugar en la ciudad, pero no puede ser tan invasivo.

¿Cual es la clave de la seguridad? La velocidad es la clave para controlar la seguridad. Los tres estuvieron de acuerdo en eso. Limitándola a 30 o a 10 conseguiremos reducir los accidentes y la gravedad de los mismos.

¿Hay realmente voluntad política? Alguien se queja de la gran cantidad de órganos que producen normas viales, y Ana Montalbán subraya la importancia de contar con normativa estatal, como ocurrió con el tabaco en los lugares públicos. “Los alcaldes y concejales deben ser respaldados por normativas de rango superior que les ayuden con sus vecinas y vecinos a realizar los cambios necesarios”.

¿Y qué decimos a los que se oponen? Sabemos que un 30% de personas van a oponerse por el temor que producen los cambios, dijo Rueda. “Deben aguantar el chaparrón inicial, pero pronto se convencen de que los cambios dan resultados muy positivos.

¿Los coches eléctricos son una solución? Cuidado con eso, dijo Rueda en relación a que muchas autoridades están cediendo espacio público para eso. “Los enchufes para los coches deben ubicarse en espacios privados, no públicos… no se pueden llenar las calles de enchufes para los coches… deben repostar como hacen ahora, en espacios privados”.

¿Y las aceras, por supuesto, sólo para los peatones? Orestes Serrano había apuntado que es un sistema que ya utilizaban en Pompeya para defender a las personas de los carruajes, lo cual sirvió a Rueda para decir que ya va siendo hora de que superemos el modelo romano. 

¿Y si superamos el modelo acera-calzada? Nos merecemos espacios compartidos, apuntó Ana Montalbán. “Las aceras relegan al peatón. La mayor parte de las calles de la ciudad deberían ser un espacio compartido para el traslado, pero también para la estancia y el juego. Sólo deberían existir una mínima parte de calles segregadas, aquellas en las que resulte imprescindible que circulen vehículos de forma continuada y de paso.

 

Casi una hora de radio rica en conceptos y contraste de ideas. Como dijo Montalbán al despedirse, “programas como este son los que nos ayudan a cambiar para mejor”.

 

SUSCRÍBETE

TE PUEDE INTERESAR

Share This
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad