El ministro Marlaska apoya el cambio: “No es accidentalidad, es violencia vial”

por | 16 Feb 2022 | Información, Noticias

La DGT reúne a su asamblea participativa, el pleno del Consejo Superior de Tráfico y Seguridad Vial

Ciudades que Caminan felicita a la DGT por el cambio de relato, al poner el foco en las personas y no tanto en los coches


El cambio de paradigma en relación a la movilidad urbana que viene adoptando la Dirección General de Tráfico en los últimos años se ha visto confirmado en la reciente reunión del Pleno del Consejo Superior de Tráfico y Seguridad Vial, presidido por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Al mando de Pere Navarro, la DGT enarbola un saludable cambio de relato no sólo en el ámbito de la seguridad vial, sino en todo lo relativo a las nuevas políticas de movilidad urbana y configuración de un espacio público más adecuado para mitigar las consecuencias negativas de los viejos esquemas de movilidad en los que el coche particular era protagonista casi exclusivo.

Si se pueden evitar, no son accidentes

Más allá de la anécdota, se dedicó cierta atención al hecho de que se siga hablando de “accidentes de tráfico”, una expresión que da a entender que son inevitables, cuando en realidad no es así. Muchos siniestros viales pueden evitarse, por lo que deben ser considerados siniestros producto de la violencia vial, un cambio semántico por el que hace años vienen luchando las entidades de víctimas y que la Red de Ciudades que Caminan adoptó hace tiempo.

Así lo reconoció en sus conclusiones el propio ministro Grande-Marlaska, que hizo un recorrido por algunos de los aspectos planteados en las distintas intervenciones de la tarde, entre ellas la de la directora técnica de Ciudades que Caminan, Ana Montalbán.

Los peatones, en el centro del espacio público

En el Pleno Montalbán intervino para presentar tres ruegos y una pregunta, además de felicitar a la DGT y el ministerio por haber adoptado este importante cambio de relato en torno a la movilidad, moviéndose hacia un discurso más centrado en el papel de los distintos actores de la movilidad, especialmente en la decisión de situar a los peatones en el centro del espacio público, un gesto ministerial también relacionado con el cambio de óptica sobre la nueva movilidad.

La semántica importa

El primero de los ruegos estuvo relacionado con la semántica, tan importante a la hora de construir el pensamiento, y por tanto, gran condicionante en el momento de elaborar algunas medidas necesarias: debe desterrarse la expresión “accidentes de tráfico” para pasar a hablar de “violencia vial”. Esta propuesta también fue planteada por varias entidades participantes en el pleno y subrayada por Grande-Marlaska en su intervención final, quien aseguró que en el ministerio ya han adoptado este cambio.

La representación peatonal

En segundo lugar Montalbán apuntó que si realmente la Estrategia persigue un cambio de paradigma, considerando el caminar el modo prioritario en las ciudades y apostando por la recuperación del espacio público para las personas, es necesario que se cuente con la voz de las entidades que representan a los peatones para la elaboración de medidas concretas, y recordó que las y los peatones continúan sin representación en el Consejo Superior de Tráfico y Seguridad Vial.

Así mismo ofreció la colaboración de la Red de Ciudades que Caminan para participar en los grupos de trabajo en los que se va a apoyar la Estrategia, muy especialmente para la modificación del Reglamento de Circulación en materia de personas vulnerables.

Entender la movilidad peatonal

El último ruego planteó una necesaria reflexión sobre la movilidad peatonal: las personas que caminamos -que es toda la ciudadanía- no somos vehículos y lo que hacemos en el espacio público no es circular, sino mucho más: nos encontramos, charlamos, jugamos, observamos, descansamos, compramos, miramos el móvil… y deberíamos tener derecho a hacerlo de forma relajada, sin necesidad de ir en guardia pensando en todas las amenazas que nos rodean.

Por tanto las normas de circulación en vías urbanas, si realmente van dirigidas a priorizar el papel de quienes caminamos, no pueden olvidar la naturaleza de nuestros movimientos y no pueden seguir la lógica de circulación de los vehículos, como sucede en la actualidad.

El derecho a distraernos

“Los peatones tenemos derecho a distraernos en el espacio público urbano, ya que es nuestro hábitat natural. Si las medidas planteadas pretenden realmente priorizar la movilidad peatonal en vías urbanas habrán de tener en cuenta esta máxima. De lo contrario seguiremos reproduciendo un espacio público ajeno a las personas y, por tanto, favoreciendo el incumplimiento de las normas por parte de los peatones y su consiguiente criminalización”

¿Educación para la movilidad o pequeñas autoescuelas para conductores anticipados?

En relación a una de las acciones de futuro que plantea la DGT —incorporar la educación vial a las escuelas y crear un ciclo de FP sobre este tema— Montalbán preguntó quién se haría cargo de llenar de contenido ambas iniciativas, que consideró muy interesantes. “Es necesario establecer propuestas docentes contemporáneas y contenidos realmente relacionados con la sostenibilidad y la nueva movilidad, para que las escuelas no se conviertan en pequeñas autoescuelas para conductores anticipados, como desgraciadamente ocurre en muchos casos actualmente, con un enfoque equivocado de la educación vial, centrada en el coche mucho más que en el espacio público y en una vida urbana de calidad”.

Datos de siniestralidad: aumentan en ciudad

La reunión plenaria sirvió igualmente para repasar el balance de siniestralidad urbana, con datos muy preocupantes en relación con las víctimas: la mitad de las personas muertas tienen más de 65 años. Y la tendencia de reducir los accidentes en vías interurbanas en el mismo porcentaje que aumentan en vías urbanas: un 6%. Los llamados “vulnerables” (peatones, ciclistas y motoristas) superan por primera vez en fallecimientos a los conductores de vehículos de 4 ruedas.

La nueva movilidad: peatones y ciclistas, en el centro

En cuanto a la Estrategia de Movilidad, las autoridades destacan que estamos yendo hacia un gran cambio en la movilidad, apostando por la prioridad de peatones y ciclistas. Un cambio que nos conduce a un escenario en el que, aunque las personas que conducen beban, se distraigan o corran, no se generen siniestros mortales. Esa es una de las grandes visiones de un documento que tiene como uno de sus áreas estratégicas conseguir ciudades seguras.

Puedes acceder aquí a la información sobre el evento en la revista de la DGT, Seguridad Vial.

OTRAS NOTICIAS
Share This