11 M, día histórico para las calles y plazas de las ciudades

por | 10 May 2021 | Información

La limitación de la velocidad en la mayoría de las calles era una medida largamente esperada  >  Aunque podría ser más ambiciosa, es un primer paso positivo  >  Las ciudades del futuro merecen sólo los coches imprescindibles para su funcionamiento


La medida que pone en marcha la DGT de limitar la velocidad del tráfico motorizado en las ciudades a 30 km/h como máximo supone un gran avance en la lucha contra la violencia vial. Además es un primer paso para ir limpiando las ciudades de los coches que les sobran. 

Las ciudades españolas están de enhorabuena con la entrada en vigor de esta medida, un primer paso en el camino de la sostenibilidad y la calidad urbana que el espacio público viene conquistando en los últimos años, gracias a una mayor conciencia de los beneficios que suponen los espacios urbanos menos “autoxicados”.

La Red de Ciudades que Caminan, a la que están vinculadas más de 60 ciudades españolas, felicita públicamente a la Dirección General de Tráfico y a su responsable, Pere Navarro, por esta iniciativa que se interpreta como un intresante primer paso hacia la limitación de la velocidad en todo el espacio urbano, donde el coche tiene que cumplir un papel de “invitado” en vez del papel de anfitrión que tiene en la actualidad en la mayor parte de las ciudades.

Tanto la DGT como los ministerios de Movilidad y Agenda Urbana y de Transición Ecológica están embarcados en una serie de cambios impulsados por la emergencia climática que supondrán la modificación de ciertos patrones de conducta en relación al tráfico motorizado en las ciudades.

El tráfico necesario y el innecesario

En este sentido, la Red ha propuesto iniciativas como la determinación legal de cuál debe ser el tráfico necesario en las ciudades, la ampliación del concepto actual de las Zonas de Bajas Emisiones y la extensión de la velocidad 30 en cualquier calle urbana excepto en las que puedan tener consideración de autopistas urbanas.

La Red publicó hace meses un memorándum con recomendaciones a las ciudades para que acompañen esta reducción legal de la velocidad urbana con otras medidas para calmar el tráfico y convertir las calles y plazas en lugares más amables, pues la velocidad 30 no debe quedarse en una disposición legal.

Entre estas medidas se incluyen estrechar carriles de circulación, elevar los pasos de peatones a la altura de las aceras, ampliar el número de calles con plataforma única como zonas de convivencia para peatones y vehículos, crear itinerarios peatonales, eliminar los tráficos de paso y las zonas de aparcamiento libre en las calles, toda vez que los automóviles no pueden ocupar inactivos el lugar que podría dedicarse a otras actividades urbanas muy necesarias para revitalizar el espacio público y la vida de barrios y ciudades.

El Memorándum Ciudad 30

La campaña Más que ZBE

OTRAS NOTICIAS
Share This
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad