Diputación de Pontevedra busca con «Ágora» aumentar el espacio público en la provincia

por | 15 May 2020 | Información

Los “Concellos Ágora” formarán parte de un sistema que promueve un cambio de movilidad en los municipios de esa provincia


La Diputación de Pontevedra, que pronto se convertirá en la primera entidad de ámbito provincial en formar parte de la Red de Ciudades que Caminan, presentó una plataforma institucional dirigida a los ayuntamientos relacionada con el espacio público. Los “Concellos Ágora” formarán parte de un sistema que promueve un cambio de movilidad en los municipios de esa provincia, fomentando los medios naturales y defendiendo el espacio público de la excesiva presencia de coches. Aquí puedes consultar el dossier fundacional de la plataforma.

 

De hecho, Ágora nace con un subtítulo bien explícito: “Concellos por el espacio público”, toda una declaración de intenciones, según el diputado Uxío Benítez, teniente de alcalde del Concello de Tomiño y responsable de movilidad alternativa y espacios públicos urbanos en la provincia. Participó como ponente en el último congreso de Ciudades que Caminan en Cádiz.

Advierten de la mala utilización del concepto “distancia social” tras la crisis del Covid19, cuando precisamente debemos tender a todo lo contrario: “La distancia física o de seguridad no es distancia social, ya que el ser humano necesita elementos y lugares de socialización”.

Sus 10 principios fundacionales recogen que el espacio público es un derecho al mismo nivel que la sanidad y la educación, y por lo tanto deben garantizarlo las instituciones; que debe producirse un cambio de prioridades poniendo a las personas en primer lugar; que la movilidad ha de ser inclusiva con accesibilidad universal y los ayuntamientos deben promoverla o que la autonomía infantil es un elemento básico de socialización y por tanto debe fomentarse la presencia activa de niños y niñas en las calles.

Quieren “dar valor al espacio público como un derecho fundamental de la ciudadanía, un escenario natural de la vida colectiva”

El principio número 5 habla del fomento de las movilidades alternativas tanto en pueblos y villas como en el ámbito rururbano, muy importante en Galicia y más concretamente en las Rías Baixas. La seguridad vial ocupa el sexto principio, que habla de la necesidad de calmar el tráfico a motor y fija en 30 y 10 km/h las velocidades máximas según en qué tipo de vías. Reducir vehículos a motor y fomentar prácticas saludables como caminar o desplazarse en bici ocupa el séptimo principio, al que suceden los tres últimos: espacios amables y de calidad con aceras o áreas peatonales o ciclables con un mínimo libre de obstáculos de 2,5 metros (preferiblemente 3) en cualquier obra pública, sean espacios segregados o con plataforma única; fomentar la actividad económica de proximidad y por último promover la movilidad sostenible tendiendo a reducir o anular la contaminación ambiental.

En un dossier explicativo se recogen las características de esta iniciativa institucional para “dar valor al espacio público como un derecho fundamental de la ciudadanía, un escenario natural de la vida colectiva”. La red debe servir para que los municipios “recuperen sus espacios públicos y fomenten las movilidades alternativas en sus términos municipales”. También se imponen un reto tangible: que los municipios lleguen a 2023 con un “incremento sustancial del espacio reservado para las personas, itinerarios peatonales y ciclcables” y al tiempo “luchar contra la violencia vial, la expulsión de las personas del espacio público, el uso desmedido de la movilidad a motor”.

Sus 10 principios fundacionales recogen que el espacio público es un derecho al mismo nivel que la sanidad y la educación

La presentación también hace referencia a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, a la agenda urbana 2030 y fija los compromisos mútuos de cooperación entre los ayuntamientos que se acojan a Ágora y la diputación. Por último, fijan como iniciativas de Ágora la de crear un consejo asesor, lineas de ayudas para proyectos municipales, iniciativas de formación como la “Facultad Ágora”, una mesa de trabajo para poner en común experiencias, la celebración de un congreso internacional y la convocatoria de premios a las mejores intervenciones en el espacio público.

La Red de Ciudades que Caminan ya se había hecho eco en su momento de una interesante publicación de esta Diputación, la “Guía de espacios públicos y movilidad amable”, que muchos municipios utilizan como uno de sus manuales de referencia para acometer obras de transformación.

De la importancia del proyecto da cuenta de la importante asistencia. A parte de la presidenta de la entidad, Carmela Silva y de su vicepresidente, César Mosquera, en la conferencia virtual participaron 77 personas y 44 municipios de los 61 que componen la provincia.

OTRAS NOTICIAS
Share This