La DGT confía en que la velocidad 30 rebajará el uso del coche a lo “razonable”

por | 11 May 2021 | Información

Pere Navarro se somete a preguntas de la ciudadanía confirmando que el objetivo es lograr ciudades más amables y humanas

Confía en que el nuevo límite de velocidad “hará desaparecer los badenes” de las calles 30


“La ciudad es para los ciudadanos, para todos los ciudadanos y el trabajo de las administraciones es evitar que la ciudad sea solo para algunos” Son palabras de Pere Navarro, que dedicó parte de la mañana del 11 de mayo de 2021 a contestar preguntas de la ciudadanía a través de la plataforma virtual de la revista oficial del organismo, Tráfico y Seguridad Vial. Este día se hizo firme la vigencia de los nuevos límites de la velocidad urbana, a 30 por hora en las calles con un carril por sentido. Un primer paso en la recuperación de los entornos urbanos como espacios más atentos con las personas.

Una sesión por la que desfilaron todos los tópicos relacionados con la adoración del coche en la ciudad y en la que se reflejaron algunas de las tensiones que subyacen en el proceso de cambio urbano hacia la recuperación del espacio público. Y en la que no faltó un lugar para la impertinencia: “¿Cuándo dejará paso a gente más jóven?”, pregunta a la que el director respondió con deportividad pero que deja muy a la vista la falta de civismo de algunas personas. Sobre todo habida cuenta de que para muchas otras Navarro sostiene un relato muy contemporáneo en la administración pública.

Una de las cuestiones recurrentes es el tópico sobre la relación entre la menor velocidad y el mayor consumo: “la medida está ampliamente avalada por los expertos de la OMS y la Comisión Europea y aceptada y probada por los Ayuntamientos. El impacto medioambiental será positivo para la ciudad en su conjunto. Detrás de la medida hay un modelo de ciudad en la que los desplazamientos que se realicen en coche serán los razonables, bajará su uso, y al final habrá menos consumo, menos emisiones, menos ruido y menos contaminación”, dijo el director.

¿No badenes en zonas 30?

Pere Navarro tuvo que aclarar varias veces “que el 30 es solo para calles de un carril de la circulación, no hay que generalizar a toda la zona urbana, no es para las avenidas”. Sobre la existencia de badenes elevados —una de las tradicionales demandas del tráfico peatonal— el director de tráfico mostró su opinión contraria: “en las calles 30 no tienen sentido los badenes” dijo rotundo.

“Confiamos en que poco a poco veremos cómo desaparecen los badenes en estas calles de 30”, dijo seguramente pensando en que la persuasión será suficiente para que las personas que conducen respeten efectivamente la velocidad 30. Previamente ya había precisado que los badenes están dirigidos a los coches y a un espacio puntual. “Los 30 km/h y el calmado del tráfico es para las calles en las que hay muchos actores de la movilidad que conviven e interactúan entre sí y para zonas más amplias. Son soluciones distintas para problemas distintos. Quiero dejar muy claro que el 30 es para calles de un solo carril de circulación. No es para toda la ciudad”.

Uso «razonable» del coche

Alguien dijo que 30 por hora era una velocidad demasiado lenta, a lo que Navarro respondió que era una apuesta decidida por el calmado del tráfico. “Vamos hacia un uso razonable del coche que conllevará una reducción GLOBAL del consumo, de las emisiones, del ruido, de la contaminación. Esta medida contribuye a la transformación de las ciudades. Tenemos que conseguir unas ciudades más amables, más humanas”.

Otro tópico que se suscitó tuvo que ver con previsibles atascos o situaciones de peligro como las que se producen cuando se desea adelantar a una persona ciclista. Navarro indicó que no tiene por qué haber atascos ni peligrosidad: “Ahora mismo es un tema abierto al debate, que está en el borrador del futuro Decreto de Vulnerables, que se encuentra en fase de consulta y participación de todas las asociaciones y colectivos interesados en el tema. La idea que hay detrás es que cuando haya que adelantar a un ciclista en la carretera primero se frena, luego se mira que haya el metro y medio de distancia y al final se adelanta. Actualmente parece que aceleramos cuando vemos a un ciclista y suena extraño”.

Otra pregunta torticera relacionaba la necesidad de mirar el cuentakilómetros con el aumento de la seguridad. Esta fue la respuesta: “No se preocupe, todos se acostumbrarán. A los pocos días no hará falta ir mirando al velocímetro para saber que vamos a 30. En ciudad, el 82% de los fallecidos son vulnerables. Sabemos con total seguridad que a 50 km/h, en caso de atropello, la probabilidad de fallecer es del 90%, y que baja al 10% si la velocidad es 30 km/h. Y también que se reduce a la mitad la distancia de frenado. En cualquier caso, sabemos los accidentes registrados en estas calles en el año anterior a la puesta en marcha de la medida y sabremos lo que se van a registrar en el año siguiente y esperamos que los datos hablen por sí solos”.

Fiémonos de la pedagogía

La DGT confía en que no serán necesarias medidas más restrictivas, fiando el cambio de conducta a la labor divulgativa y pedagógica “No es un tema de policía ni de radares; es más de convencer”, si bien también apuntaba que ras la educación y la formación, los Ayuntamientos deberán trabajar en la vigilancia y control de la norma para aquellos que no hayan entendido la finalidad y puedan incumplirla. “Estamos seguros —insistió Navarro— de que el transcurso del tiempo nos ayudará a ver las ventajas y bondades y nos acabará de convencer. Hay que dar tiempo al tiempo sabiendo que vamos en la buena dirección…

Sobre si sería o no conveniente que los carriles combinados 50-30 se generalizasen dejando el derecho como espacio de coexistencia con otros vehículos, dijo que lo habían dejado en manos de los municipios: “No hemos generalizado para todo el país, porque las circunstancias de las ciudades son muy diversas. Son los responsables de las ciudades quienes conocen sus costumbres, sus patrones, y son los que tienen la capacidad de hacerlo si lo consideran necesario”. No obstante, aclaró que a él los carriles 50-30 le parecen una buena idea.

Link al encuentro digital de Tráfico y Seguridad Vial

OTRAS NOTICIAS
Share This
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad