Más caso a la pirámide de la movilidad

Información, Noticias

La charla inaugural puso de manifiesto la importancia del espacio público en todo el mundo y lo timorata que está siendo la normativa para promover la necesaria transformación urbana


NOVENO CONGRESO | PALMA 2022

“Seguimos equivocándonos cuando pretendemos resolver el tráfico. Sólo tenemos que hacer un poco más de caso a la pirámide de la movilidad, que se repite constantemente pero también se pisotea en los planes de movilidad sostenible”. Sólo hay que ver que en 1990 había en España una media de 300 coches cada mil habitantes, y ahora hay 530, pero las estructuras y la cultura del coche es idéntica. Así se expresaba el veterano urbanista y profesor de comunicación José Luis Cañavate, polemista invitado a abrir el noveno congreso de la Red de Ciudades que Caminan en Palma.

“Somos muchas personas a lo largo de nuestra vida: niños, madres, podemos tener algún tipo de problema físico, ancianos, cuidadoras…” Así describió la arquitecta Rocío Plasencia lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de diseñar las ciudades, que tienen que servir para todas esas situaciones de la vida de las personas y no prioritariamente para las personas que conducen. Ella moderó la primera sesión de la jornada, en la que también participó Paula García, de Idencity.

“Las Zonas de Bajas Emisiones, tal como están planteadas, son acercamientos muy timoratos al cambio que necesitan las ciudades”, dijo Cañavate, recomendando la lectura del ingeniero británico Buchanan, que ya recomendaba en los años 70 del pasado siglo reducir el número de coches en las calles.

Citó seis pasos para planificar ciudades ideales. El primero hacer “ingeniería inversa”, poniendo el foco del diseño en lo peatonal y no en lo motorizado; el segundo diferenciar entre intermodalidad y multimodalidad, promoviendo viajes combinados y reciclaje de infraestructuras antes que crear otras nuevas. En tercer lugar apostó por fijarse en la accesibilidad más que en la movilidad, pues la necesidad de que todas las personas puedan moverse en buenas condiciones es un dato fundamental.

La capacidad ambiental

Como cuarto asunto importante citó que debe tenerse en cuenta la capacidad ambiental de la calle a la hora de planificar el urbanismo y la movilidad, pues deben planificarse en conjunto. En quinto lugar habló del barrio como la escala en la que debe entenderse una ciudad compacta y por último resaltó la importancia de la calle como base de un espacio urbano continuo.

Recomendó visiones estratégicas de largo plazo que definan dos subsistemas viarios: una red básica multimodal y una red local o lenta, con sistemas de intercambio entre ambas y un respeto absoluto a los centros de barrios o ciudades, que puedan resultar espacios para la vida en común, con ausencia de movilidad motorizada. También recomendó que no se tengan visiones estáticas de las ciudades, pues son seres vivos que cambian conforme cambian los tiempos, especialmente ahora que vivimos en una época vertiginosa.

Cañavate lanzó un órdago a todas las personas presentes a no hacerse trampas: “Sólo planteando las preguntas correctas obtendremos respuestas útiles e inteligentes, pero nos seguimos equivocando de preguntas y por lo tanto de respuestas”.

70% caminando

Si preguntamos a los ingenieros qué parte de nuestros desplazamientos podríamos realizar caminando, tendríamos que prácticamente el 70% de la misma podría resolverse así, a la que se uniría un 10% en bici y otro tanto en transporte público, quedando para el coche particular otra décima parte de la movilidad, la cual sería perfectamente asumible en el medio urbano.

Estos datos contrastan con los enormes esfuerzos que realizan las ciudades para resolver sus problemas con los coches particulares, siempre basados en el intenso deseo de dar soluciones a la movilidad en coches privados.

Previamente, el profesor hizo un repaso histórico por la gestión del espacio público, desde que en Nueva York se plantearon hace un siglo crear áreas sin coches. Fue más adelante cuando se empezó a hablar de capacidades ambientales de las calles, mientras la ingeniería del tráfico en los años 70 desarrollaba carreteras y viaductos urbanos, en los 80 pasaron a la fase del transporte público; en los 90 se hablaba de movilidad y sus distintos modos; en los 2000 de ciudades peatonales y en la actualidad prima el modelo de valorizar el espacio público como estándar de calidad. 

Paula García

El trabajo documental realizado por Paula García a lo largo de un viaje alrededor del mundo coleccionando microrrelatos de personas comunes resaltó la importancia de la percepción humana en la relación de las personas con las ciudades que habitan. El resultado, que calificó de inspirador para la transformación urbana en todo el mundo, será un documental que recogerá, como un caleidoscopio, todos los testimonios recogidos en espacios habitados del planeta.

Como conclusiones de su trabajo de percepción de las distintas realidades, ha adelantado algunos conceptos como la importancia del sentido de pertenencia, el amor al lugar donde una persona reside, el sentido de la cercanía, la implicación de las entidades sociales en la gobernanza especialmente en la era digital, cuando se facilitan los procesos. 

Perspectiva global

La frágil salud de las ciudades es necesario abordarla desde una perspectiva holística, global, que aborde no sólo los problemas derivados de la movilidad o la contaminación, sino el conjunto de situaciones que viven las personas en relación con el territorio, para lo cual deben establecerse alianzas entre departamentos públicos o instituciones, pero siempre de una forma transversal y coordinada.

La necesidad recuperar el espacio público para otras actividades que no sean únicamente las derivadas del transporte o los traslados tiene mucha relación con la invasión de las calles por la infancia, al objeto de que el juego infantil pueda desarrollarse también en el espacio común, “ya que las personas transforman los espacios, pero los espacios también son capaces de transformar las personas”.

En otro orden de cosas, García se refirió a la importancia de los datos para tomar decisiones relevantes, para lo cual habló de la plataforma Iddigo como proveedora de respuestas sobre la ciudad, ya que ofrece una gran cantidad de datos necesarios para tomar decisiones transformadoras.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Share This